Rokai: una gran barra de sushi en México DF

1

Martes, 6pm. México DF. El avión sale a la una de la madrugada, así que decido llegar al vuelo con el estómago satisfecho. Verifico - iluso - que ni en Pujol ni en Quintonil se puede conseguir una mesa para cenar en el mismo día. Plan B: seguro que hay buenos japoneses en una ciudad tan grande. Abro Google y comienzo a buscar. He desarrollado una especie de sexto sentido en la valoración de restaurantes japoneses solo a través de lo que googleo. Me fijo en las fotos de lo que sirven, en el menú si lo publican, en su Instagram, busco palabras clave. Edomae, posibilidad de reserva en la barra. Vamos a Cuauhtémoc, que no está demasiado lejos de Polanco. Rokai.


Me siento en la barra y observo. Reviso el menú, ojeo lo que se toma a mi lado, vigilo por un breve rato los movimientos del itamae. Debe de ser por tener grandes maestros como Andrés o Marcos, pero apenas llevo cinco minutos sentado y ya sé que va a ser una cena para recordar.

Pido la poco poética opción "Omakasé B". Tras el sashimi (¡qué jurel!) y el plato caliente (chawanmushi con king crab), la confianza en lo que viene es ya total. Empieza el desfile de nigiri. Primero, el corte de todos los pescados y la exposición (lástima de foto) ante mis ojos. Luego, uno a uno, los nigiri: con el toque justo de wasabi, pincelada de soja, arroz en la temperatura adecuada y siempre algún toque menor, discreto pero presente. Lubina, otra vez jurel, un salmón noruego con una grasa memorable, el atún - akami, chutoro, ohtoro... También el gunkan de erizo, vuelven los nigiri con un unagi-foie y un waygu sopleteado de impresión. Para rematar, un temaki de atún con rábano encurtido y la obligatoria miso. En fin, un festival.







Pues sí. México vive, injustamente, a la sombra de Perú, cuando su cocina es excelente y tan variada como la peruana. Pero ahora he descubierto que en su capital también hay magníficos restaurantes de otras cocinas. Al menos, japoneses.

[Rokai / Río Ebro, 87 - Cuauhtémoc - CDMX / Ubicación]

[Foto de apertura tomada del Instagram de Rokai]

1 comentario: