Centolla y tortilla en O Cancelo (A Coruña)

7
Con el cuerpo aún recuperándose de las sensaciones de Casa Solla, nos toca celebrar algo muy personal y nos decidimos por probar el Cancelo [Ronda de Outeiro 258 / 981.259024 / Ver en Tagzania]. Restaurante al que, por cierto, acudimos con la indicación de cenar una cuando menos curiosa combinación: centollo y tortilla. Así que entramos con una mezcla de expectación e incertidumbre.

La marisquería Cancelo es un lugar poco glamouroso en la poco glamourosa Ronda de Outeiro: ancha avenida, alejada del centro, con varios carriles de intensa circulación todo el día, flanqueada por más bien espantosas moles de ladrillo y cemento. El restaurante, amplio, aporta al noble arte de la decoración de interiores poco más que unos manteles blancos, con alguna que otra huella de los tiempos pasados en que el tabaco campaba a sus anchas.

La conversación con el camarero, de riguroso delantal, es rápida y directa. "Buenas noches. Hoy tenemos camarones, centolla, lubrigante, cigalas y almejas." "Hola. Nos han dicho que vengamos a tomar centolla y tortilla." "Vale, ¿de beber?" "¿Albariño de la casa?" "Gracias". Enseguida llega la bebida a la mesa; después, unos cuantos minutos de silencio, como de aparente inactividad (era muy temprano, aún no había llegado la gente que dejaba el local casi lleno cuando nos íbamos); más tarde, resuenan sugerentes martillazos que estimulan nuestras glándulas salivares. Por fin, el bicho llega a la mesa.

Joer con el bicho. Hermosísimo ejemplar de kilo y cuarto para meternos ambos los dos Foucellas entre pecho y espalda. Patas de campeonato, cuerpo exhuberante y carro repletito repletito. El contacto con las primeras anuncia un festín. Los trozos del segundo (seis, oiga, seis) desbordan carne compacta, jugosa, sabrosa, muy sabrosa. El intensísimo sabor del carro hizo que termináramos sacándole brillo a la concha de tanto rebañar el pan de mollete. Una Señora Centolla, con mayúsculas.

Y claro, tras este panorama, a la pobre tortilla no le quedaban demasiadas opciones para triunfar. Tortilla de patatas con chorizo, además: no lo dice la carta a la puerta (dentro no hay carta; no sé si la pides), pero incorpora de serie un chorizo que no pasa desapercibido. Que conste que estaba buena, aunque caía en el peor pecado de la tortilla española: no tenía cebolla.

Vale, pues para terminar, una tarta de almendra para nota, café de pota y los reglamentarios chupitos de orujo de hierbas. Total, con agua y la botella del susodicho de la casa (correcto): 56 euracos dos personas. Por consiguiente, que decía el otro, que no te dejas el sueldo y el centollo está de muerte. Ah, y si no te gusta la tortilla con chorizo de serie, pues te pides un pescadito y tan pancho, salvo que el precio contenido será un poco menos contenido.

7 comentarios:

  1. Curiosa combinación... pero unha cousa: a min tampouco me gusta a tortilla con cebola e chourizo...

    ResponderEliminar
  2. buf, no puedo leer estos post a la hora de comer... me muero de hambre!!!

    ResponderEliminar
  3. Conozco este restaurante, al igual que muchos comerciales y empresarios de los "listos" de verdad, que saben donde comer bien, y pasarse el glamour por ahí...Lo de la decoración una pena, porque con una mano de pintura y un poco de calidez ya está...hasta se lo haría yo encantada por 4 duros, pero seguro que se corría la voz y dejaría de ser chollo.

    Calidad excelente.

    Servicio familiar.

    Recomendable 100%.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me hacen eso y le devuelvo la tortilla a los corrales. Por raro que suene, odio el chorizo. Ese olor me da nauseas. No lo soporto ni en las lentejas y solo en la fabada porque me lo camufla la morcilla.

    Con lo cual, siendo gallego te puedes imaginar las explicaciones que hay que dar cuando visitas a alguien en la casa de la aldea y te ofrecen el chorizo casero.

    Anoto el tema de la centolla.

    ResponderEliminar
  5. Como dice el anónimo, mejor no comentarlo muy alto pero, Otomano, sin duda anota bien lo de la centolla.

    ResponderEliminar
  6. #Otomano,

    Haz como un amigo mío, que dice que es alérgico, y ya no tiene que dar explicaciones. Mi amigo odia los pimientos, que manda carallo, pero en fin...

    ResponderEliminar
  7. sin duda en relacion calidad (marisco 100% gallego) precio el mejor restaurante de este tipo de la coruña

    ResponderEliminar