Cabrito al espeto en Parrillada Carlos (Guiliade - Betanzos, A Coruña)

9
Últimamente la cosa va de sitios más o menos curiosos del nunca bien ponderado rural gallego. Hacía mucho tiempo que había leído en Cocinalia una referencia al carneiro ao espeto que hacen en Guiliade. El susodicho incluye una modalidad curiosa de comercialización: se compra el cabrito entero, con sus patatas y su ensalada, siendo misión del interesado reunir al grupo necesario para dar cuenta de él. Este fin de semana, con la organización de mi cuñado, nos acercamos por allí a comprobar in situ las bondades del local.

No es difícil encontrar el restaurante, apenas a unos cinco kilómetros de Betanzos. Basta con llevar la ventanilla del coche bajada y dejarse guiar por el olfato. Efectivamente, unos cuantos cientos de metros antes de llegar, el intenso aroma del asado proveniente del garito habilitado al efecto se convierte en guía infalible.

Nada más dejar el coche en el - abarrotado si es domingo - aparcamiento, la atracción que ejerce el asador es invencible. Hay que acercarse al cristal del cubículo que protege el fuego a admirar las piezas que llevan más de cuatro horas haciéndose al lento calor de la brasa. Por este motivo, el cabrito de Parrillada Carlos sólo puede tomarse por encargo.

Dentro, el gran comedor diáfano alberga mesas corridas en las que se apiña la numerosa concurrencia. El encargo de cabrito - que, efectivamente, está realmente bueno - viene acompañado de unas deliciosas patatas asadas y ensalada mixta. El bicho llega troceado en fuentes que se distribuyen por la mesa: las paletillas, el lomo, las costillas; todas las piezas con la piel tostada, crujiente, pero tierna y jugosa por dentro por la larga y pausada cocción. Basta completar con bebidas y postres para tener el menú completo.

Un cabrito da para entre diez y doce personas, en función del saque que se tenga. Si el grupo es mayor, puede completarse la comanda con churrasco o preparados similares a la parrilla. La cosa difícilmente llegará a los veinte euros por cabeza, ya que el precio del cabrito completo es de 130. Como para que os acerquéis a probarlo, ¿no?

[Parrillada Carlos / Guiliade 85, Betanzos / 981.774617]


Ver Pantagruel, supongo en un mapa más grande

9 comentarios:

  1. ¡Cuanto por descubrir! Desde Betanzos hay que ir por la misma carretera que a Montellos ?Braintraining

    ResponderEliminar
  2. Creo que es la misma. Es la que va a Abegondo y Mesón do Vento.

    ResponderEliminar
  3. El sitio es total; yo fui hace unos meses y todavía no me recuperado de ese techo con el aislante visto...

    Y sí, el cabrito estaba rico.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  4. Paio Moucho de El Rei28 mayo, 2009 15:05

    Sen dúbida, teño degoiro por voltar.
    O cabrito ao espeto que tomei alí, espectacular, non pensaba a priori que algo cociñado nun espeto, sobre unhas brasas puidera estar tan tenro e saboroso. E como ben dis, de prezo moi ben.

    ResponderEliminar
  5. y de la grasa de las sillas, que me decis

    ResponderEliminar
  6. visualmente no es gran cosa , pero lo importante (comida, precio, atencion) sin duda excelente. un lugar muy como estar en casa.

    ResponderEliminar
  7. Excelente comida... El local deja un poco que desear pero el precio es insuperable.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros lo hemos catado y muy rico.

    Recomendable.

    PABLO

    ResponderEliminar
  9. La mejor parrillada del contorno, carnes rojas de calidad, chuletones de 1ª, cabrito de expectaculo, atencion mas que suficiente, relacion calidad precio excelente, que mas se puede pedir.

    ResponderEliminar